Fábregas no ha venido a retirar a Xavi


Cesc, el día de su presentación.

Cesc Fábregas, el último fichaje del Barcelona, concedió una entrevista a la televisión del club azulgrana en la que asegura que no se considera incompatible con Xavi. “No vengo a retirarle”, dijo. Y agregó que Guardiola sacará lo mejor de él.

Esta es la entrevista íntegra concedida por el centrocampista culé.

¿Cómo se siente? ¿Liberado?

Los últimos han sido meses de mucha presión. Mentalmente te agota mucho, pero finalmente ha pasado todo y estoy muy contento de volver a ser jugador del Barça.

¿Alguna vez había imaginado que volver a casa sería tan complicado, que el proceso sería tan largo?

En parte es culpa mía por haberme ido. Ni en mis mejores sueños me había imaginado que un día jugaría en el primer equipo del Barça. Ni cuando era pequeño, ni jugando con el Arsenal había pensado que viviría un día como el del lunes.

En su presentación, comentó que para usted Wenger es un padre. ¿Entiende que muchos culés no le tengan mucho aprecio al técnico francés?

Creo que la imagen de Wenger aquí es un poco equivocada. Si hoy estoy aquí, es, en un tanto por ciento muy elevado, gracias a él. Él es quien toma las decisiones, quien me dijo que podía venir. Es quien ha tomado la batuta de las negociaciones. Gracias a Wenger yo soy jugador del Barça.

Ya ha pasado mucho tiempo, ¿por qué dejó el Barça en 2003?

Veía que no tenía oportunidades de llegar al primer equipo y Xavi era muy joven en aquella época. También estaba Andrés y algunos jugadores del juvenil y el Barça C, que iban muy por delante de mí. Y fui viendo que me quedaba atrás. Me hizo gracia que un equipo inglés como el Arsenal preguntara por mí, y sobre todo me alucinó que el entrenador del primer equipo, Arséne Wenger, aparcara sus vacaciones para venir a verme. Yo tenía 16 años y jugaba en el cadete del Barça. La propuesta deportiva que me hicieron era brutal.

Sabemos que el Barça es el club de su vida, pero, ¿por qué decide volver ahora?

Para mí lo más fácil hubiera sido quedarme en el Arsenal. Soy el capitán, juego todos los partidos. Estamos siempre en la Champions, luchamos por los títulos. Si fuera por eso y por la competencia que hay, quizás ahora sería el peor momento para volver al Barça. La titularidad está muy cara. Pero necesitaba un nuevo reto en mi vida. Creía que me había estancado un poco y necesitaba un cambio de aires. Tener una motivación especial para sacar lo mejor de mí.

Su implicación ha sido admirable y el club ha hecho un gran esfuerzo para ficharle. Pero, sobre todo, ha sido Guardiola quien le ha solicitado. ¿Qué significa para usted?

Es la clave. Sé que puedo aprender mucho de Pep y de los compañeros. Sé que sacará lo mejor de mí. Además, hay muchos aspectos tácticos y técnicos que puedo llegar a mejorar en este equipo.

Hace 10 años pensaba que no había nadie que pensara tan rápido como Pep en un terreno de juego. ¿Sigue pensando lo mismo, o Cesc le ha pasado por delante?

¡Qué va! Hay dos jugadores antes que también piensan muy rápido, como Xavi y Andrés. Y ya lo han demostrado. Son dos cracks tanto fuera como dentro del campo. Pep siempre ha sido una referencia para mí, pero ahora ellos dos son la referencia mundial.

Hace muchos años Pep le dedicó una camiseta donde ponía “serás el ‘4’ del Barça”. ¿Cómo fue esa historia?

Mis padres se separaron cuando tenía 13 o 14 años. Y fuimos a jugar un torneo en Valladolid o en Italia, no lo recuerdo muy bien. Yo estaba un poco triste por la separación. Lo estaba pasando mal. Y vino mi ex entrenador, Rodolf Borrell, una persona fantástica y me dijo que se había enterado, y me regaló esta camiseta. Es una gran coincidencia. Una anécdota. La camiseta la tiene mi padre guardada. Es un tesoro para mí.

Forma parte de una generación fantástica, la del 87. Volverá a coincidir con Messi y Piqué. Cuando eran pequeños, ¿hablaban de llegar algún día a ser jugadores del primer equipo del Barça?

Hicimos campeonatos muy buenos con ese equipo y estábamos muy unidos. Fueron los mejores años de mi vida. Pero hablar, no hablábamos. Creo que ninguno de los tres nos hubiéramos imaginado que algún día jugaríamos juntos en el primer equipo.

¿Qué queda de aquel Cesc que se marchó con 16 años? ¿O el Cesc de ahora es obra de Wenger?

Yo creo que Cesc ha cambiado muy poco. Habré mejorado en algunas cosas, pero las ganas de trabajar no me las ha quitado nadie. Y eso es lo que me hace mejorar día a día. Siempre tengo muchas ganas de aprender. Es una equivocación pensar que lo sabes todo o que eres mejor que los demás.

¿Cómo se imagina que será trabajar día a día con sus grandes amigos Puyol o Piqué?

Especial. Tenía muchas ganas. Son grandes amigos y tengo grandes amistades en este vestuario. Pero también es verdad que ya he convivido con ellos en la selección. En la Eurocopa o el Mundial. Para mí será una experiencia brutal, y seguro que ellos me ayudarán a sacar lo mejor de mí.

¿Se acabarán los “oh oh! y el “moooc moc “a través de Twitter?

“No. ¡Qué va! Ahora lo haremos más a menudo (risas).

A Gerard (Piqué) ya lo conocía desde pequeño, pero a Carles Puyol hace menos tiempo. ¿Se ha convertido en una persona importante para usted?

Para mí Carles es una persona sensacional. Yo, el año pasado, en el Mundial, lo pasé muy mal, y él estaba cada día en mi habitación animándome. Y, al final, salí a la final del Mundial, todo terminó bien y me dijo: ‘¿Ves como tienes que confiar más en ti mismo?’. Es un capitán dentro y fuera del campo, por su personalidad y su humildad. He conocido muy pocas personas como él en el fútbol.

¿Con su fichaje se completa el mejor centro del campo de la historia del Barça?

Eso lo dirán los resultados y las actuaciones en el terreno de juego. Thiago y yo, que hemos llegado este año, ofrecemos más calidad, más competencia. Entre todos haremos un gran grupo. Y da igual si es o no el mejor centro del campo. Lo más importante es que el Barça siga rindiendo a un gran nivel, siga ganando títulos y que la gente disfrute.

¿Se considera un fichaje de presente, pero también de futuro?

Espero que sí. Trabajaré fuerte para que así sea. Soy muy joven y los mejores años futbolísticos de mi carrera están empezando ahora o están por venir. Todavía tengo mucho que aprender y espero madurar en el Barça durante muchos años.

Hay un excedente de futbolistas en el centro del campo. ¿Considera que todos tienen un perfil diferente y que pueden aportar diversas soluciones?

Eso es. Somos jugadores que entendemos el fútbol de la misma manera, pero a la vez somos bastante diferentes. Más de lo que la gente se piensa. Entre todos tenemos una combinación muy bonita y a nivel futbolístico fantástica, pero eso lo tendremos que demostrar en el terreno de juego. Entendemos el mismo fútbol, pero todos tenemos detalles diferentes, lo que nos hace ser un grupo más especial.

Hace muchos años dijo que Xavi sería el relevo de Guardiola. ¿Cesc será el heredero de Xavi?

No lo sé. Yo creo que a Xavi todavía le quedan unos cuantos años, ¡eh! ¡El ‘tío’ tira que no veas! No he venido a retirar a Xavi. Yo he venido aquí a jugar con Xavi, a competir con Xavi y a ganar con Xavi. Y al igual que te lo digo de Xavi, te lo digo de Andrés y de Thiago. Yo creo que entre todos nos agruparemos bien. Sé que lo haremos. Con el gran grupo que hay haremos grandes cosas.

¿El Barça podrá mantener el ciclo de títulos y la hegemonía en el fútbol de los últimos años?

Lo intentaremos. Pero será complicado. Hay equipos, como el Madrid, que se reforzarán, que querrán ganarnos, que no sólo querrán ganar la Liga sino que también querrán ganar la Champions. Y también estarán el Manchester, el Inter… Tendremos que estar muy atentos, ser muy disciplinados y trabajar al máximo. No nos podemos relajar. A la que bajas el pistón es cuando vienen los problemas.

¿Con qué recuerdo se queda del Arsenal?

Es muy complicado, pero supongo que me quedaría con mi debut. Fue el día que menos me lo esperaba. Yo pensaba que iba a hacer grupo y ya está. Y de repente era titular y mi familia estaba en la grada. Fue un día espectacular.

Echará de menos Londres, pero, ¿mejor las cigalas de su abuela que el Zuma de Londres?

El Zuma de Londres tira bastante, pero no hay nada como las cigalas de la abuela. Son las mejores.

Una curiosidad. ¿Por qué Fàbregas en la camiseta?

Yo normalmente me pondría Cesc. Es lo que quería y no es que sea supersticioso. En Inglaterra tienes que ponerte Fàbregas porque hay que poner el apellido, y en la selección, cuando debuté, me puse Cesc y no me iban bien las cosas. Pero, de repente, me puse Fàbregas y ganamos la Eurocopa y el Mundial. Y en el Barça me quería poner Cesc, pero pensé: ‘Si me ha ido bien con Fàbregas, debemos seguir con Fàbregas y ganar muchos títulos’.

Pensaba que me iba a decir que lo hacía porque no todo el mundo pronuncia bien su nombre.

“No. No es por eso. Yo dejo que todo el mundo me diga como quiera. No puedo hacer otra cosa, no hay remedio. Al menos, sé que se dirigen a mí. No pasa nada. Es una anécdota graciosa y nada más “.

AS.com

Anuncios

Deja un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s