Liga BBVA | Atlético 0 – 2 Athletic


Toquero agota la paciencia del Vicente Calderón

Toquero agota la paciencia del Vicente Calderón

El Athletic de Bilbao agravó la crisis que sufre el Atlético de Madrid tras ganar por cero goles a dos en el Vicente Calderon. El encuentro careció de un dominador claro hasta el segundo tanto bilbaíno. Las alternativas en el juego, en el dominio y en las ocasiones fueron constantes mientras hubo partido. El choque estuvo marcado por una injusta expulsión de Perea por roja directa tras cometer un discutible penalti sobre Llorente en los últimos minutos del primer tiempo. Justo antes del descanso Toquero inauguró el marcador con la ayuda de la pasividad del brasileño Elías, que prefirió quedarse quieto y protestar un inexistente fuera de juego antes de cerrar en la jugada. Ya en la segunda mitad, una buena combinación entre Javi Martínez, Iraola y Toquero sirvió al de Gasteiz para sentenciar el choque con su segundo gol de la tarde y de la temporada. Los locales ven como ya quedan a cinco puntos los puestos europeos, posiciones en las que se asienta el Athletic.

Atlético de Madrid y Athletic de Bilbao se enfrentaron en el Vicente Calderón con un puesto europeo en juego. Los hombres de Quique estaban obligados a ganar y ofrecer una buena imagen ante su afición para calmar la crisis deportiva galopante que sufre el club del Manzanares. Para ello recuperaron a Agüero, Reyes y Tiago tras la derrota sufrida en El Molinón ante el Sporting. Ante ellos, un equipo hecho a sí mismo y que no estaba dispuesto a bajarse del tren europeo al que se subió la pasada jornada tras tres jornadas consecutivas sin conocer la derrota. Los bilbaínos llegaron con un Javi Martínez en racha, cuatro partidos seguidos marcando de cabeza, y con su hombre más importante, Fernando Llorente, en plenitud de facultades.

Lejos de lo que se esperaba en la previa del partido, el Athletic se hizo con la iniciativa del juego en los primeros minutos, aunque limitando sus intentos a disparos lejanos desde la frontal que no pusieron en apuros a De Gea. El Athletic, sin llegar a marcar diferencias, se mostró bien plantado sobre el terreno de juego mientras que el Atlético evidenció su falta de confianza originada por la mala racha de resultados. Los visitantes, conscientes de los tristemente famosos errores defensivos de su rival, presionaron a la zaga colchonera en la salida del balón con el objetivo de provocar un nuevo fallo. Mediada la primera mitad, el Atlético comenzó a crecer y a mostrarse más vertical, llegando a pisar de forma continuada el área de Iraizoz y gozando de la mejor ocasión hasta ese momento, que desaprovechó Agüero.

A la media hora de juego, ambos equipos gozaron de una ocasión clara para inaugurar el marcador, pero los dos guardametas aprovecharon ese momento para mostrar sus reflejos tras los disparos de Toquero y Forlán. El partido carecía de un dominador claro y ambos equipos se repartieron las alternativas en el control del juego. A cinco minutos del descanso, llegó la jugada polémica del partido. Teixeira Vitienes señaló un discutible penalti y expulsó con roja directa a Perea por una falta del colombiano sobre Fernando Llorente, que mandó la pena máxima al limbo con un desviado disparo raso. El error visitante espoleó a los locales, que se vinieron arriba y gozaron de una inmejorable ocasión que Forlán falló de forma inexplicable. Cuando todo indicaba que el empate a cero sería el resultado al descanso, un fallo clamoroso de Elías permitió a Toquero adelantar a los suyos con su primer gol de la temporada.

Con la entrada de Domínguez en sustitución de Elías comenzó la segunda mitad, en la que fue el Athletic el primero en probar suerte con un clarísimo remate a bocajarro de Llorente sobre la portería de De Gea que acabó marchándose fuera. El Atlético estaba obligado a sumar más hombres en ataque y asumir riesgos en defensa para tratar de devolver la igualada al marcador, mientras que el conjunto vasco optó por un juego más pausado que le permitiera administrar su ventaja sin renunciar a lograr el segundo y matar el partido de forma definitiva. Una muestra de las intenciones de tener el balón del equipo visitante fue la entrada en el campo de Orbaiz por Gurpegui, un jugador con mejor trato de balón por otro que se suele centrar más en la recuperación de la pelota. A los veinte minutos del segundo acto, una buena jugada entre Javi Martínez, Iraola y Toquero sirvió para que el de Gasteiz sentenciara el partido a puerta vacía con su segundo gol de la tarde y de la Liga.

Con el cero a dos en el marcador, los guiones a seguir por parte de ambos equipos estaban claros. A los locales no les quedaba otra que lanzarse al ataque en busca de la machada y a los visitantes les bastaba con nadar y guardar la ropa. Estas ideas se evidenciaron con los cambios efectuados por Quique y Caparrós, Juanfran por Filipe e Iturraspe por el hombre del partido, Gaizka Toquero. Minutos más tarde Forlán, que dejó su sitio a Diego Costa, fue despedido con una sonora pitada por la afición atlética. Los últimos minutos del partido fueron un auténtico calvario para el equipo local que, en su afán de maquillar el marcador, vio como una vez tras otra su rival llegaba a los últimos metros con una claridad extrema que pudo significar algún gol más para el Athletic. El Atlético se descuelga de los puestos europeos, mientras que el Athletic hace justamente lo contrario, se afianza en la sexta plaza con un colchón de cinco puntos sobre su inmediato perseguidor.

AS.com

Anuncios

Deja un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s