A semifinales por la puerta grande


Alberto Entrerríos y Gurbindo, dos de los mejores del partido contra Islandia.

España, a semis

Objetivo cumplido. La selección española de balonmano se clasificó para las semifinales del Mundial de Suecia tras derrotar con autoridad a Islandia, una de las favoritas, por 24-32 gracias, sobre todo, a una primera parte antológica en la que los de Valero Rivera se fueron al descanso con una renta de diez goles. España espera rival, que será o Dinamarca, la única que ha ganado todo, o Suecia, la anfitriona.

La verdad es que jugando así nos da igual el rival. Esta vez, estaba enfrente la subcampeona olímpica y tercera en el pasado Europeo y España pasó por encima como un vendaval. Esta selección ha ido creciendo según pasaban los partidos y según subía la dificultad. Y siempre ha respondido. La excelente primera parte no sólo sirvió para administrar la renta en la segunda, sino para demostrar que jugando a ese nivel son imbatibles. Y no es una exageración.

Todo se fraguó desde la defensa, que estuvo soberbia robando balones, provocando los errores de los islandeses y saliendo a la contra con una velocidad endiablada. Y por si acaso alguna vez era superada, ahí estaba ‘El Muro’, el gran Arpad Sterbik, que completó la fabulosa actuación del combinado nacional. En ataque, los hermanos Entrerríos y un sensacional Gurbindo llevaron la voz cantante para destrozar a los islandeses.

Cuanto más pasaban los minutos más crecía la renta española, que llegó a ser de 11 goles a falta de un minuto para el descanso. Los números tras la primera media hora lo decían todo: 10-20. Renta de diez tantos y 20 goles en la primera mitad, una auténtica barbaridad viendo quién estaba enfrente.

La segunda parte fue distinta. Mantener ese nivel era complicado y España empezó a administrar la renta. Se cometieron más errores, pero los habituales, lo que pasa es que, tras lo visto en la primera mitad, hasta parecía que estaban jugando mal. Nada más lejos de la realidad. Islandia mejoró y exigió más a los nuestros. Los de Gudmunsson fueron reduciendo la ventaja paulatinamente. En 15 minutos se marcaron un parcial de 5-10 que les dejó a la mitad de tantos.

Calentón final
Era el momento de aplicarse en ataque, faceta en la que España se atascó. El partido se calentó porque los islandeses sabían que se quedaban fuera de las medallas. Hubo varias exclusiones al margen de las puramente deportivas, pero España no entró demasiado al trapo. Se limitó a contener y, en los últimos minutos, con una Islandia desquiciada, remató el partido para acabar ganando de ocho tantos.

Seis años después de éxito de Túnez se vuelve a pelear por las medallas. De nuevo España se ha colado en semifinales sin hacer ruido, sin ir de favorita y subiendo su caché según pasaban los partidos. Ahora la final está a un paso. Esperan Dinamarca o Suecia, las dos selecciones que más seguidores arrastran. La última jornada servirá para salir de dudas. El enfrentamiento directo entre los nórdicos y los resultados de Francia y España (le queda Hungría) elaborarán los cruces de semifinales. Qué bonito suena decir que vamos a pelear por las medallas.

MARCA.com

Anuncios

Deja un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s